jueves, 20 de abril de 2006

Alguna gente es joven y nada más
Y alguna gente es vieja y nada más
Y alguna está en el medio y solo en el medio
Y si las moscas usaran ropa
Y todos los edificios ardieran en fuego dorado
Si el cielo se sacudiera en la danza del vientre

Y todas las bombas atómicas abajo empezaran a gritar.


Alguna gente es vieja y nada más

Y el resto sería lo mismo

Y el resto sería lo mismo.


Los pocos diferentes

Son eliminados bastante rápido

Por la policía, por sus madres
Sus hermanos y otros por sí mismos
Lo que queda es lo que ves
Es duro.


María Soledad Rosas (1974-1998)

2 comentarios:

  1. bueno, esta bueno la poesia. la ultima parte sobre todo, la que bukowski otorga a la autora.

    ResponderEliminar
  2. La Sole se fue... y de lo linda que era, nos resta un manojo de suspiros

    ResponderEliminar