martes, 7 de octubre de 2008

Rocambole en Rosario

La semana pasada escuché sin querer, o queriendo sin saberlo, que Rocambole iba a hacer una presentación ése mismo día en la ciudad de Rosario. Una vez tuve la oportunidad de conocerlo y ver sus obras en el Teatro 3 de Febrero de la ciudad de Paraná. Pero el Jueves 2 se presentó en La Fávrika (Tucumán al 1800) gracias a la organización del Café Cultura Nación: Un programa “que promueve espacios de encuentro y reflexión sobre la cultura argentina”.

Sin dudarlo llevé mi cuerpo hacia el lugar, quizás con la ilusión de encontrar el clásico encuentro dónde apenas se intercambian unas palabras con el artista mientras se bebe un vino caliente. Lo cuál para la cantidad de dinero que no llevaba encima no me vendría para nada mal. Pero no fue así, La Fávrika es un bar, de esos que se reservan el derecho de admisión y permanencia en el lugar. Cómo tal, tendría que haber pensado antes en llevar unas monedas de 10 pesos para tomar una cerveza.
De todos modos mi estadía en el lugar fue agradable, y rápidamente me amoldé a la situación. Encontré compañeros de la facultad que me invitaron unas cervezas y todo fue mejor.
Ésta vez tuve el agrado de escucharlo hablar sobre música, ilustraciones, artes plásticas, drogas, educación y otras yerbas. No pude evitar la tentación de grabar todo el evento y luego desgrabarlo para compartirlo con quien quiera leerlo.

“Arte, diseño y gráfica musical” por Ricardo Cohen “Rocambole”

Presentación del panelista: “Rocambole nos va a hablar esta noche, aquí de la historia de la cultura de masas, la música, el dibujo, la historieta, la educación. Rocambole no es un artista de galería, es de la calle, es un militante del rock, no es un artista de elite, es un productor de imágenes públicas, no es estático, es dinámico, no es cuadrado, es redondo.”

(...)
En muchas ocasiones me han preguntado por mi relación con éste grupo de amigos que hacen música... o sea Patricio Rey y sus Redonditos de ricota, me han preguntado acerca de mi relación con ellos, como nos conocimos, como es trabajar con ellos. Siempre digo lo mismo: son tan humanos como nosotros. Por ejemplo, he visto a Solari en hojotas haciendo un asado.
El hecho de que los seres humanos hagan arte, que disfruten, que produzcan arte... es una cosa muy singular, yo la veo desde un punto de vista pragmático y me pregunto ¿porque esto de hacer arte? ¿Qué es esto que los seres humanos hacen que los diferencia del resto de los seres vivos que habitan el planeta tierra?
Más o menos todos los seres vivos hacen este proceso: nacen, crecen, se reproducen mueren y mientras tanto comen y excretan cosas. Pero hay una cosa que los diferencia del resto, es que los seres humanos en toda la historia de la humanidad, se han dedicado a producir algunas cosas que no sirven para nada como es por ejemplo la literatura, las artes plásticas, el teatro, la danza, el rock and roll. Eso da que pensar, podríamos decir entonces que el hombre a lo mejor es hombre justamente por eso, por esta diferencia, porque produce arte. Disfruta del arte, gasta su dinero en arte, en vez de gastarlo en cosas prácticas. He visto por ejemplo gente que ha gastado la vida en discos, lo único que hacen cuando cobran su magro sueldo es ir a comprar un disco. (…)
Se han escrito muchos libros acerca de qué es el arte. Cada vez que hay un nuevo movimiento filosófico, una nueva forma de pensamiento, se la agarran inmediatamente con el arte. En algún tiempo en la filosofía hubo una ciencia del arte que se llamó estética. Después hubo algunas variantes, apareció una corriente que eran los fenomenólogos. Decían que el arte era un fenómeno. Estudiosos de la comunicación dijeron que era un fenómeno de la comunicación. Después, no hace mucho, aparecieron los lingüistas y también empezaron a definir el arte, y dijeron que el arte era una especie de metalenguaje.
No hay nueva corriente que no se la agarre con el arte. Parece que el arte sirve también para eso, para ponerse a discutir, para cortar mucha tela hablando, para reunirse en un café, en un bar y hablar acerca de que es el arte. Uno termina no sabiendo que es el arte y mucho menos explicarse el porque de esto, ¿Porque uno gasta tanta energía de vida en el arte?
Cómo lo han hecho los estudiosos de todos los tiempos, uno recurre a ciertas herramientas para poder pensar que es esto que llamamos arte. Entonces por ejemplo una de las herramientas a las que uno puede recurrir, es la historia. La historia es todo lo que los seres humanos han hecho desde que empezaron a caminar sobre el planeta. Entonces la historia nos enseña que antes de que el hombre escribiera, cuando aún no había aprendido a domesticar las plantas, no sabía ni plantar ni cosechar; El hombre que en ese entonces era cazador, lo único que sabia hacer era correr detrás de un animal, matarlo y comérselo rápidamente. Según cuentan los arqueólogos, los antropólogos.
Parece ser que ése hombre se juntaba en algunos lugares recónditos como cavernas por ejemplo y en las paredes de las cavernas dónde la luz era muy precaria, ahí plasmaba imágenes. Esto es lo que los historiadores llaman arte rupestre. “Rupestre” porque esta hecho en las cavernas. Y en esas cavernas plasmaban imágenes de unos animales. Porque en esta época, los animales eran lo más importante que tenían para su vida, dependían de eso para subsistir, los tenían que comer, que cazar.
Entonces plasmaban animales de una forma extraordinaria. Para alguien como yo que tiene una cierta cultura con respecto a las imágenes. Mira a éstas formas, esos bisontes... con mucha admiración. Están plasmados con una vitalidad increíble. ¡Es más! Algunos fanáticos de los dibujos animados, dicen que ahí están los orígenes de los dibujos animados. En algunas figuras se ve por ejemplo distintas situaciones de un animal corriendo, del mismo animal. Esto es muchas veces lo que un animador hace cuando trabaja con distintas imágenes que componen el movimiento, trabaja cuadro a cuadro. Estos animales están descriptos con una vitalidad enorme. Tienen clavadas como unas flechas, quizás en algunos puntos vitales del animal. Muchos teóricos dicen que eso cumplía una función mágico religiosa. Pero yo que fui un ilustrador toda la vida y he trabajado de eso, me doy cuenta de que es una ilustración. Y pienso que si tiene una flecha clavada, eso transmite información. Esta información sirve para saber donde hay que clavar la flecha, así que probablemente había un cazador viejo ahí, que les estaba enseñando a los cazadores más jóvenes que clases de animales tenían que cazar y dónde tenían que clavar las flechas.



Fíjense que en muchas pinturas rupestres, inclusive acá en América Latina, se puede observar que a la derecha y abajo, se ven plasmadas, manos que han sido hechas sopleteadas. O sea, el aerógrafo no es un invento del siglo XX, ni del XIX, es un invento de toda la humanidad. Estos cazadores sopleteaban esas siluetas de colores, por medio de alguna cañita o algún hueso que habían perforado. Embebían un poco la pared de la caverna con alguna grasa de animal y luego sopleteaban y quedaba pegada la silueta de colores particularmente estampadas.


Yo he trabajado mucho con el aerógrafo, es mas, en una época me copé tanto con el aerógrafo que no quería hacer otra cosa que no sea con aerógrafo. Y los aerografistas tienen una costumbre que es tener un papelito abajo a la derecha. Donde uno prueba como sale la pintura, porque a veces se tapa, etc... Normalmente se está sosteniendo la hojita con la mano, entonces sin querer la mano queda estampada por ahí.
Entonces esto me hace recordar a un ilustrador por varias razones:
La imagen transmite información y otra: que el ilustrador de hace 15 o 20 mil años probaba sus técnicas y esto me lleva a hablar de la ilustración.
La ilustración es una imagen que transmite información.
Es muy difícil imaginar un libro o un manual de botánica por ejemplo que no tenga ilustración. Porque con el lenguaje es muy difícil describir por ejemplo los detalles y las particularidades de una planta cualquiera. O también se hace muy difícil describir un motor diesel por dentro. Es mucho mas fácil dibujar, el corte de un motor y ver como los pistones suben, bajan, etc... Y así hay cantidades de libros que vemos habitualmente, en la que la información se nos transmite mucho más clara y rápidamente a través de una imagen que con las palabras.
Un ejemplo que yo siempre cuento es éste: Yo vivo en la ciudad de la Plata que queda a unos 70 kilómetros de Buenos Aires. Voy por motivos de trabajo, para llevar o para conseguir trabajo, Buenos Aires es siempre un caos, entonces yo no me sé manejar muy bien, no sé hacia donde van todas las líneas de colectivos ni tampoco tengo muy clara la red de subterráneos. Entonces cuando tengo que ir a algún lugar, lo que hago es preguntar. Por ejemplo, me bajo en el Luna Park, y tengo que ir a Chacarita. Entonces pregunto en algún quisco de revistas como hacer para llegar a Chacarita por ejemplo. Muchas veces al intentar explicarme como llegar a donde quiero ir, me ofrece una cantidad de información con las palabras, “que vaya hasta allá, que me baje, que me suba, que doble allá, que esto, que lo otro”... Y tarda muchísimo y yo no entiendo nada.
Otras veces algún quiosquero un poco mas astuto abre un plano, me lo muestra y me dice, "vos estas acá, tenés que bajarte allá". En un segundo yo lo entiendo.
Deduzco de ésto que probablemente en algunos aspectos la información visual es más rápida y más clara que la que se transmite verbalmente.

Dos sistemas operativos
Boyando un poco más a fondo empiezo a descubrir lo siguiente. Me parece que los seres humanos funcionamos con dos sistemas operativos diferentes que trabajan conjuntamente, de la misma manera que la ultima serie de computadoras, que ahora vienen con el Corel dúo, o con sistemas operativos dobles. Entonces, pienso que el ser humano trabaja con dos sistemas operativos un poco diferentes: uno que trabaja con el lenguaje, con todo lo que es discursivo, que tiene cierta lógica, con todo lo racional, con todo lo que empieza en un punto y atraviesa todo un camino hasta llegar a otro punto. Así como es el lenguaje: objeto predicado, bla bla... Y como es normalmente una conversación, empieza en un punto y termina en otro. Tiene todo un desarrollo en el tiempo. Ése es uno de los dos sistemas operativos. Y el otro sistema operativo, es el que capta toda la información de un solo golpe. Que seria la inteligencia visual. Nosotros tenemos como dos maneras paralelas de pensar que interactúan entre sí. Cuando vemos un mapa o vemos una imagen de repente la captamos... cuando nos relatan algo o leemos algo... funciona otro sistema. Ahora bien, en los albores de la humanidad, una de las primeras cosas que el hombre hizo antes de construir ciudades, antes de desarrollar la agricultura, antes de hacer guerras espantosas, unas de las primeras cosas que hizo fue plasmar una imagen. Este dato es muy importante. Por otra parte, no soy el único que ha analizado, que éste asunto de las imágenes también tiene que ver mucho con las primeras etapas de las personas, cuando empiezan a crecer.
Por ejemplo un bebé, se supone que empieza a tomar conocimiento del mundo, y va desarrollando su inteligencia... Había una teoría antigua que decía que el bebe era como una especie de recipiente donde se iba llenando de cosas. Hoy en día se sabe que no es tan así. Pero parece ser que gradualmente el bebe va integrando conocimientos del mundo... Supongamos que ustedes tienen un bebe de un año, le dan algo al bebé, entonces el bebe lo agarra, lo toca. No confía mucho en su vista, lo toca. Ve un enchufe y quiere meter los dedos. Y lo segundo que hace es metérselo en la boca. Un poco después empieza a confiar un poco mas en su visión y no necesita agarrarlas, tocarlas etc. En ése momento, al rededor del año y medio, o dos, todos los bebes del mundo, de todas las razas, de todas las regiones, hacen tres cosas. Una: aprenden el lenguaje. Dos: aprenden a caminar. Y la tercer cosa que hacen si uno les da una birome o un lápiz es comenzar a dibujar. Hacen unos ovillitos, y dibujan sin parar. Si uno le dice: haceme una ciudad, no se niegan, ni les parece una idea descabellada. Ahora bien, si yo reúno un grupo de gente cualquiera, agarro 20 personas al azar, y le doy una hoja y un lápiz y les pido por favor que representen un árbol. La mayoría va a hacer una especie de tubito con una especie de nube arriba. Si luego les pido que hagan una figura humana, van a hacer una especie de palito con una esferita arriba. Los más aplicados le van a hacer una serie de palitos para hacer los dedos. Algunos que tengan cierto entrenamiento en el dibujo van a hacer una figura un poco más compleja, pero el 95 por ciento o más, van a hacer ésta clase de figura humana simple. Ahora bien: Si reúno 20 niños de 5 años y les pido lo mismo van a hacer una figura como les decía, que estará formada por un palito con una pequeña esfera. Entonces yo reflexiono: Si la inteligencia visual es una parte de la inteligencia como deduzco que lo es, la mayoría de los humanos tienen una edad mental con respecto a lo visual de menos de 5 años. Ahora bien, la inteligencia vendría a ser una serie de actitudes que tiene que tener cualquier ser vivo para poder sobrevivir. Inteligente se llama a una persona que es capaz de hacer una serie operaciones o cosas que le permiten hacer algo.
Ahora bien, yo conozco gente de la universidad, donde yo trabajo, gente que muchas veces dan una clase magistral, a lo mejor sobre literatura griega, son considerados muy inteligentes. Y yo, que he estado en sus casas, muchas veces he visto que si se quema una lamparita por ejemplo, no saben cambiarlas. O no saben arreglar un enchufe, u otra cosa. Entonces lo que yo digo es que esas personas son muy inteligentes en algunos aspectos y en otros no. Y la inteligencia tendría que ser una serie de aportes, en conjunto. En el caso de la inteligencia verbal, muchos podrían decir que para dedicarse a la docencia, se necesita mucha inteligencia verbal, o por ejemplo para éste caso, para hacer un café cultural, se necesita una suerte de desarrollo en el lenguaje. Para poder ser un buen ilustrador, o diseñador, se necesita inteligencia visual. Pero la educación, probablemente no le da lugar a ciertos aspectos de la inteligencia. Privilegia otros aspectos. Por ejemplo la inteligencia verbal.
Si un niño, al ingresar al colegio primario, tiene dificultades para hablar o darse a entender, la maestra llama a su madre y le dice preocupada que ése niño tiene dificultades. Y que tiene que ver a un especialista. Entonces la madre se preocupa aun más que la maestra y el médico le hace una serie de estudios y determina que ése niño tiene dislexia y hay que hacer una suerte de tratamiento.
Pero, si vamos al caso, ninguna maestra que note que un niño no dibuja bien va a llamar la madre. Ni siquiera hay un especialista que trate este tema. Ni siquiera hay una palabra que haga referencia a este problema. No existe la palabra dis-dibujia o dis-plastica. Y esto nos habla claramente del lugar en el cual colocamos estos aspectos de la inteligencia. Lógicamente yo tiro agua para mi molino, pero no por ésto pienso que todo el mundo debe ser dibujante, ni que todo el mundo tiene que ser artista plástico o diseñador. Pero sí todo el mundo tiene que tener una conciencia critica acerca de lo que son las imágenes, y tiene que ser capaz de apreciarlas.
Muchas veces se dice que para escuchar música clásica, uno tiene que tener oído musical. Un oído que se va desarrollando con el tiempo, escuchando, o a lo mejor con la ayuda de alguien que nos guíe en el tema. Muchas veces es normal que la gente diga: yo de arte no entiendo nada, pero me gusta esto. Y está bien. Porque justamente es eso la apreciación del arte.
Pero no hay una conciencia crítica desarrollada. Sin embargo la imagen es cada vez más importante. Hay pantallas en todos lados, en el celular, en el televisor, en la computadora. Las grandes corporaciones capitalistas han descubierto que a los hombres los pueden dominar mucho más fácilmente y más barato a través de la persuasión. Y esta se hace a través de las imágenes, con las marcas. Todo es a través de la imagen y nosotros seguimos sin desarrollar la conciencia crítica, porque la educación no se preocupa por ello. Y esto es una suerte de anuncio o alarma: ¡ojo con la imagen!

Y hablando de imagen vuelvo a mi propia historia, con respecto a mi imagen, con respecto a lo que es la música de rock, que pasó con esto. En algún momento de mi vida, yo fui uno de esos chicos, que a los cinco años, dibujaba aviones, ciudades, lo que fuere. Y era uno de esos chicos que a lo mejor la profesora de matemáticas lo llamaba y le preguntaba que estaba haciendo. Con el tiempo logre zafar de la clase de matemática, cuando las maestras se dieron cuenta de que en algún punto tenia cierta habilidad con el dibujo. Me encargaban que hiciera los pizarrones con los dibujos alusivos a las fechas patrias. Una vez dibujé un San Martín cruzando los Andes.
Soy tan antiguo que cuando yo era chico, uno terminaba la escuela primaria y el padre le decía: O estudiás o trabajás. Y si estudias también vas a trabajar porque no tengo plata para mantenerte.
Y como nunca me había distinguido jugando al fútbol y tampoco me había desarrollado mucho en el arte de pelear. En la escuela primaria si uno no pelea ni sabe jugar al fútbol, uno es una especie de paria. No deseo que a nadie le suceda eso. La escuela es una especie de selva maldita. Pero por suerte como dibujante me destacaba, entonces me dediqué a hacer carteles, a pintar toda clase de carteles. Trabaje en un parque de diversiones, reparaba las chapas y pintaba calaveras. En los trenes fantasmas me podía explayar haciendo monstruos y calaveras.
Mas tarde en La plata estudié Arte y aprendí la parte teórica, no tanto la practica. Aprendí a hablar y a decir estas cosas que con una imagen me era mas fácil que con el lenguaje.
Más tarde me anoté para integrar la comunidad educativa.

Tropezar con el rock

Y otras de las cosas importantes que me pasó fue que a eso de los 13 años me tropecé con el rock. Una tarde iba para el colegio y me encuentro con unos compañeros que venían en sentido contrario. Decían que no iban a ir porque la profesora iba a tomar examen. Y me invitaron a ir a ver una película que según decían los que ya la habían visto: “cuando pasaban la música, uno no podía dejar de mover los pies”. Y era cierto.
Los libros empiezan a ser propiedad de la gente a partir de que se pueden hacer en grandes cantidades, cuando se pueden imprimir en serie. Y justamente ahí aparecen los grabados. Acompañaban las novelas de caballería en la baja edad media, (…) Y la ilustración a partir de ahí sigue acompañando a todo lo que tiene que ver con los textos.
Los ilustradores son una especie de artistas plásticos. Pero un artista plástico puede colgar una obra en una galería; Y quizás nadie lo entienda, a lo mejor los críticos, los curadores o alguien del palo hable mucho… A lo mejor nadie lo entiende, o quizás años mas tarde alguien lo entiende, entonces el tipo es todavía más artista plástico.
Ahora bien, el ilustrador, debe esforzarse por hacerse entender. Si alguien, como por ejemplo el editor no lo entiende, deja de ser ilustrador.
Normalmente una característica particular del artista plástico es el estilo. Generalmente cuando el artista plástico encuentra un estilo propio, se aferra a él. Los ilustradores por el contrario pueden variar muchísimo la técnica.



Todo esto viene a cuento de que ésta es una ilustración hecha con acuarela. La acuarela es una tinta transparente muy usada en la ilustración desde épocas pasadas hasta el presente y se trabaja sobre un papel muy absorbente. Y produce unas manchas muy interesantes. En una época me deje influir por la acuarela y pasé meses trabajando solamente con acuarelas
********************************















En un momento dado, hace unos años atrás…tropecé con un documental en video, de un artista norteamericano, dibujante, muy amado por mi. Que trabajó a fines de los 70, en la época hippie. Fue el exponente grafico de ésa cultura psicodélica. Se llamaba Crumb, Robert Crumb.









Y en el video éste que estaba viendo. Estaba él en una situación muy similar a ésta, en una universidad en

California, dándole una charla a jóvenes estudiantes, tenían una pantalla, donde en un momento se ve una diapositiva dónde aparece una ilustración muy famosa, que fue la tapa de un disco de Janis Joplin. Del disco: Cheap Thrills.




Es una ilustración muy famosa. Entonces el dijo. “Yo soy muy conocido por esto, pero nunca cobré un peso” Entonces yo podría decir exactamente lo mismo de ésta imagen y en ésta misma situación.


Es más, ésta imagen es más conocida que yo. Muchos creen que fue hecha para el segundo disco de los redondos: Octubre. Pero no fue así: Para la presentación del disco íbamos a hacer una publicación para el diario. Yo había ido a Buenos Aires y me piden el aviso con urgencia. Para ése momento. Entonces yo les digo que tendría que ir a mi taller… Pero me dicen que no hay tiempo. Así que fui a un kiosco, compre un marcador, un liquid paper, una cartulina negra, y lo hice de una forma rápida y muy precariamente. Probablemente si hubiera tenido mas tiempo en mi taller, lo hubiera hecho mas prolijo y quizás no hubiera sido lo que es. Y así, fue uno de los dibujos que ha tenido más pregnancia.


Tengo unos amigos docentes que trabajan en cárceles, y me dicen que en las cárceles Argentinas ésta es la imagen mas reproducida en tatuajes. Yo no sé si eso está bien, o está mal.
(Risas en la sala)

Quizás en el imaginario de la gente hay ésa idea del creador, artista plástico, que de repente, una noche le cae un rayo de inspiración, entonces plasma una obra maestra.
Yo soy un descreído absoluto de este hecho, creo que es una idea que nos vendieron los artistas románticos de mediados del siglo 19.
La mayoría de los artistas plásticos que conozco, han puesto muchas horas de trabajo a sus obras. Cuando uno ve un músico arriba del escenario por ejemplo, tocando la guitarra, uno puede llegar a creer que está inspirado, pero no es cierto. Eso es el producto de horas y horas de trabajo.
Este es el caso de la tapa del disco de los Redondos, “La Mosca y la sopa”


Antes de realizar los trabajos de arte de tapa, tenia que tomar conciencia de toda la música que se hacia, de toda la poética, que querían los músicos, que pensaban de esto, o de lo otro. Hacer una especie de relevamiento. Tomar un conocimiento muy profundo. Algunas veces lo podía hacer, y otras no, porque normalmente los músicos se toman mucho tiempo para grabar. Este trabajo puede tomarles un año. Después están meses y meses remasterizando. Pero cuando terminan, quieren la tapa al día siguiente. Entonces lo mejor es trabajar paralelamente. Uno puede ir a escuchar la grabación, para que cuando el disco esté terminado la tapa ya haya sido realizada.
Tenia el titulo “la mosca y la sopa”. Tenía también un empapelado antiguo. Muchas veces aquellos que trabajamos con las artes plásticas somos una especie de cirujas.
Entonces hice un fondo con el empapelado. Recordé luego que había una revista que era un suplemente de “El Porteño”, y recordé que había ido a un encuentro entre la gente de Cerdos y peces y los músicos de los redondos. No se me ocurrió nada mejor y fui bastante obvio, puse un cerdo y un pescado.
Otras veces utilizo la historia contemporánea sacada de los diarios. Eran épocas de Cavallo. Y había manifestaciones de jubilados en la plaza. Había una activista que se llamaba Norma Plá, desgraciadamente fallecida ya. Salía mucho en los diarios, también aparecía mucho en los diarios las noticias de los jubilados que hacían ollas populares, entonces puse una olla.
Yo empecé este trabajo con una puerta, entonces la use como tapa y contratapa.
Recordé que una semana antes había tenido un problema de goteras, entonces había estado recorriendo los techos, y cuando levanté una chapa había encontrado un gato muerto, momificado. Seguramente porque había comido alguna rata, estaba perfecto entonces lo agarré dije “esto me va a servir para algo” (risas)
Me seguía faltando algo, entonces le coloqu´ñe una cucharita real. Aun me faltaba algo. Después leí en el diario que habían visto jubilados comiendo gatos, recordé entonces que tenía el gato guardado, entonces lo acerqué y le saque una fotografía.
Muchas veces vemos que la obra es producto de una serie de circunstancias.


En ése entonces circulaba la idea del pirateo, entonces habíamos pensado en hacer la tapa de un disco que tuviera algún objeto de pertenencia. Para que la gente tuviera tendencias a consumir el disco. Entonces se desarrolló una especie de álbum, a la manera de los discos de música clásica.
Cómo el disco hablaba del bien y del mal, y de que el mal no era tan malo y el bien no era tan bueno, le di un aire gótico. Y ése fue el resultado que tiene que ver con los ángeles y demonios.

Este es el tercer disco de Patricio rey y sus redonditos de ricota. En este disco había mucha referencia a la televisión, entonces coloqué un televisor.


Y en la poética Solariana siempre aparecía algún perro. Y siempre es bueno poner un objeto enigmático. Ahora me faltaba poner un personaje. Probé miles, hice éste mismo televisor, la misma idea y fui probando con diferentes personajes, estaba en una especie de pantano, cuando tropiezo con una foto de algo que había hecho mi pequeña hija de siete años. Ella disfrazaba sus muñecas y le sacaba fotos. En ésta foto encontré éste personaje, entonces sin ningún escrúpulo se lo robé. Después me dio vergüenza entonces puse su nombre en el disco….

Muchas veces me preguntan cual es el mejor trabajo, o el que mas me gusta, yo no lo sé, porque siempre el que mas me gusta es el ultimo o el próximo. Pero podríamos decir que éste fue el que mas satisfacciones me trajo.
Los Redondos fue una banda que siempre se autogestionó, por ejemplo había que hacer una serie de

recitales, para comprar el vinilo, antes de que aumentara, etc.… Y así había que hacer con todo y lógicamente se tardaba muchísimo. Entonces cuando se terminaba había que hacer la tapa, y en aquel entonces yo era realizador, tenia que empezar por comprar la cartulina, cortar las tapas, pegarlas, había que hacer todo el trabajo. Había que buscar un sistema de impresión que fuera artesanal. Y éste sistema era la serigrafía. Y para hacer algo con serigrafía, las imágenes o los dibujos no pueden ser muy complejos, y tiene que haber pocos colores por el hecho de que cada color significa una pasada más y una
pasada mas significa la posibilidad mas de que quede desenfocado o mal realizado. Entonces utilicé el negro, el rojo y un gris, el banco es el banco de la cartulina. En este caso se hizo un desarrollo conceptual Se sabia que el disco iba a ser una especie de homenaje a todas las revoluciones. Todas las revoluciones de oprimidos

contra represores. Por eso Octubre, porque es un mes revolucionario, coinciden muchas fechas históricas, entonces el nombre iba a ser Octubre. Se me ocurrió que para unir esta posibilidad de hacerlo en serigrafía y que además sea representativo de lo conceptual, me pareció que la estética de tipo soviético, así de los activistas rusos, de la época de la revolución rusa, me vendría bien, así un poco anarquista.
El negro era sinónimo de anarquismo. El gris lo utilicé para redondear un poco las imágenes. Así quedo y ésta fue la tapa que mas fue reproducida por los jóvenes en remeras, estandartes, mochilas…


Y con esto voy terminando, espero no haberlos aburrido demasiado, les agradezco la paciencia. Podemos iniciar un poco el debate con preguntas…




Una persona del publico hace una extensa introducción y termina preguntándole por “el tema de las drogas” a lo que Rocambole dice…


El tema de las drogas, cada cual lo llevó personalmente, como quiso. Por ejemplo, en la Cofradía de la flor Solar me acuerdo que todavía eran tiempos un tanto heavys. La cocaína estaba restringida al ambiente del tango. Era ése el territorio de la cocaína. En el rock nacional estaba la idea de que las drogas, cuando llegaras, nos ayudarían a abrir la consciencia. Acá todavía nadie conocía una planta de marihuana. Y la cocaína circulaba mucho entre los músicos que tenían que hacer muchas actuaciones en una noche.
En un momento, ya en el 69 o 70 comienza a aparecer una cocaína que venia de Paraguay.
(…)
Luego aparece el ácido lisérgico, que no estaba prohibido usarlo. Es más mucho, psicoanalistas lo usaban para hacer terapia, entonces muchos artistas, sobre todo plásticos hacían terapia para saber como era esto del ácido lisérgico. Mas tarde en la década del 70 se hace más habitual. Y en la época de los 80 y los 90 la cocaína se hace más popular a nivel político también.
Durante la época de la cofradía, cuando había marihuana, decaía la producción, porque los artesanos se levantaban mas tarde. Hacíamos asamblea para discutir estos temas.

by ZeVa

3 comentarios:

  1. Copado todo el informe, Seba!!

    No me entere que lo habias grabado!!

    Fue bueno compratir toda la cultura de Rocambole y además unos birrines entre gente de la facu

    Bue, te dejo...Nos vemos el lunes o el martes en la bendita facultad!

    Hasta la Vicotira Siempre!!

    ResponderEliminar
  2. Sí, de una!! gracias por pasar, y apenas sea posible tenemos que juntarnos a tomar otras birras :D

    ResponderEliminar
  3. Impresionante Zeva. Un abrazo desde El Colectivo.
    Osvaldo

    ResponderEliminar